Paisajes del Himalaya: Guo Gan

Luego de su participación en el Festival Ollin Kan 2014, Guo Gan, uno de los pocos herederos de la tradición erhu (violín chino),  nos dio un viaje por Himalaya, su primera producción como solista. El llamado “Rey de la tradición erhu” no sólo es un violinista, es una montaña de creatividad y un apasionado de los tacos. 

Festival-Guo-Gan_w

El escenario se convierte. Guo Gan, con una túnica de seda blanca, a la usanza tradicional de  China, se vuelve un haz o un chorro de viento que al tocar los primeros acordes, te envuelve en esa suavidad y te puede llevar a un portal del tiempo o en un remolino de luz en ascenso directo al universo.

 

Un tour por la ciudad

Sounds good!“, exclamó Guo Gan en un inglés que sonaba afrancesado. Él, de altura elevada, una mirada súmamente tranquila, sabiendo que lo que hoy es, no sería de otro tiempo, y una personalidad amable como el agua de una montaña, fluyendo, dejando que otros fluyan al entrar en armonía con él. (Esta conversación fue un triángulo entre chino, francés e inglés, confuso en un principio, pero que salió a flote a fin de cuentas).

En una conversación de taxi hacia el Centro Histórico, el señor Gan platica sobre la naturaleza de sus composiciones; su reflejo es su música, logra ser uno con el erhu para ser también con el público. “Mis composiciones, mi música, son hechas desde un corazón para que llegue a otro. Lo que quiero es transmitir paz, amor”.

Esa paz sería como un viento que viene, se va y ya no es el mismo. “A comparación de la música africana, que es única porque llega al latir en la tierra, yo quiero transmitir una energía de tranquilidad, de mucha paz para quien la escuche” —un comentario curioso, estando en el centro de la ciudad más caótica del mundo.

Ya en el corazón de la ciudad, mientras íbamos platicando por el centro, un tour se convirtió en otro; fue contando acerca de su vida, que ha sido en buena parte dedicada a comprender y hacer del erhu una identidad para él. “Mi padre (Guo Jun Ming) fue quien me enseñó a tocar el erhu. Realmente era muy chico, comencé desde los 4 años”. Dentro del jazz, tuvo campo para poder fusionar ritmos del mundo e improvisar hasta volverse un titán creativo, lo que le llevó a retomar el erhu y a rescatar y difundir la importancia de la tradición como conferenciante por todo el mundo.

Guo Gan

Paisajes del Himalaya y la idea Resistir 

Himalaya es la primera vez que el erhu suena sin acompañamiento alguno. La idea de Gan es poder realizar los retratos más fieles de la región montañosa: las personas, los rituales, la cultura, la naturaleza y su relación armoniosa con la historia o con el tiempo. Todo, hecho desde un paisaje sonoro, en el cual una pieza es capaz de colocarte en la cima del Everest, en busca de Shangri-La, en el centro de la Ciudad Prohibida, en un ritual de té o cabalgando con caballos.

“La región del Himalaya es la más hermosa que puede existir en China; sólo era cuestión de unos minutos de contemplación del panorama para comenzar a componer música. La cultura de la región tiene que ver mucho con la naturaleza, y por eso el arte tiene que ser natural”.

Por otro lado, la pieza Himalaya fue compuesta para el documental francés Caminando con las abejas gigantes del Himalaya, de Jérome Ségur. Es como subir a pie por toda la cordillera.

¿Y cómo hacer arte  en armonía sino resistiendo? “Elegí tocar el erhu porque cuando comencé, en el mundo sólo había tres o cuatro personas tocando. Luego vino el Ollin Kan, que es una oportunidad para que personas de todas las culturas podamos encontrarnos, compartir”.

Fusión Erhu

Tacos de carnitas

Tal vez Guo Gan sea de los pocos extranjeros apasionados del picante de la comida mexicana, pues aunque parecía hecha de fuego e ira, le ponía cantidades industriales de esa salsita verde de aquel puesto de carnitas en la calle de Puebla. Fue como un campeón del picante, un maestro Roshi de la salsa con cueritos y maciza. Sin lugar a duda, un entusiasta de la cultura de este país en que vivimos.

P190514_15_w

Fotos: FB/GuoGan
VIA http://n3rvio.com/paisajes-del-himalaya-guo-gan/#.U5rMeRAazCQ
N3RVIO